¿Qué es la depresión?

Debemos saber…

Posiblemente cuando lees la palabra “depresión” alguien viene a tu mente: un amigo, conocido, familiar o quizás algún vecino… Esta asociación es cada vez más frecuente, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2023) describe esta enfermedad como la undécima causa de discapacidad y mortalidad del mundo; posicionándose como el trastorno mental más prevalente (18% de la población), incapacitante y costoso para la sociedad occidental (Piñar et al., 2020). No obstante, pocas veces entendemos qué es la depresión, por qué se produce y qué podemos hacer para ayudar a quienes la padecen (Piñar et al., 2020).

La depresión es un trastorno mental producido por una alteración neuroquímica: las hormonas encargadas de gestionar nuestro estado anímico se desregulan, dando como resultado la descompensación hormonal de nuestro cerebro. Esto produce un cambio en la percepción de las emociones, pensamientos y conducta: reina la tristeza, anhedonia y pesimismo (entre otros síntomas).

Me gustaría que volvieras a pensar en esa persona que ha venido a tu cabeza al inicio de este artículo. Seguro que intentaste ayudar de alguna manera y nada funciono, muchas preguntas vinieron a tu cabeza y una parte de ti considero que… “si él/ella no pone de su parte, esto es imposible”.
Tengo que decirte que tu reflexión es lógica, ya que estás intentando comprender a alguien desde tu cerebro regulado ypor eso los pensamientos racionales vienen a ti: “el problema es que duerme por el día y juega por la noche”, “es que no se alimenta bien, el cerebro no funciona sin gasolina…”, “necesita un hobbie”, “lo hace todo con desgana, nada le interesa y no sé qué proponerle…”, “todo lo que pasa le afecta demasiado”, “hace una montaña de un granito de arena”…

Ahora bien, ¿qué pasaría si lo observamos desde un cerebro descompensado? (Pérez-Padilla et al., 2017)
🌻 Ante un trastorno por depresión, el cerebro ha dejado de fabricar la hormona de la serotonina. Esta se encarga de regular el sueño y apetito. En consecuencia, el cuerpo no puede saber cuándo debe dormir ni si tiene hambre.
🪻​Con la disminución de tales hormonas, el cerebro da más importancia a la parte emocional, generando un impacto mucho mayor ante un evento negativo (dándonos la sensación de que “hace una montaña de un grano de arena).
🌷 Cuanto más tiempo está presente esta descompensación más probabilidades tenemos de generar trastornos proinflamatorios, debido al desfallecimiento del sistema inmunológico.

En definitiva, para poder ayudar a alguien con depresión debemos ser conscientes de su enfermedad, apoyarlo en lo que necesite y acompañarlo en busca de ayuda profesional. Solo así, lograremos compensar lo descompensado.  Para finalizar, debemos ser conscientes que, actualmente, el 60% de las depresiones logran una sanación total de los síntomas con el tratamiento adecuado. Cifras que aumentan consecutivamente con la investigación científica (Rush et al., 2021).

Figura 1. Representación gráfica de la prevelencia de trastornos mentales en España (BDCAP, 2023).

Referencias bibliográficas
BDCAP. Salud mental en datos: prevalencia de los problemas de salud y consumo de psicofármacos y fármacos relacionados a partir de los registros clínicos de atención primaria. Gobierno de España, Ministerio de Sanidad (16-23).
OMS. (2023). Organización Mundial de la Salud, estadísticas sobre depresión mayor. Recuperado en: www.who.int
Pérez-Padilla, E., Cervantes-Ramírez, M., Hijuelos-García, A., Pineda-Cortés, C., & Salgado-Burgos, H. (2017). Prevalencia, causas y tratamiento de la depresión Mayor. Revista biomédica28(2), 73-98.
Piñar, G., Suárez, G., y De la Cruz, N. (2020). Actualización sobre el trastorno depresivo mayor. Revista médica Sinergía (5)12.
Rush, A. J., & Solomon, D. (2021). Unipolar depression in adults and initial treatment: General principles and prognosis.