Cuidamos tu salud mental

¿Necesitas una conversación con un psicólogo, pero no puedes desplazarte hasta una consulta? La terapia online puede ser tu mejor aliada.


¿Qué necesitas para la psicoterapia online?

Confidencialidad

Garantizamos un servicio con total confidencialidad protegiendo tus datos en todo el transcurso del proceso psicoterapéutico y posterior. Conforme al Real Decreto 1720/2007, por el que se aprueba el Reglamento del desarrollo de la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales (15/1999), y según la Ley Básica Reguladora de la Autonomía del Paciente y de Derechos y Obligaciones en Materia de Información y Documentación Clínica (41/2002).

Rigor científico

Nuestro centro se caracteriza por mantener siempre la rigurosidad científica.
Queremos lo mejor para ti. Por ello, nos comprometemos a monitorizar los resultados durante el proceso psicoterapéutico y analizarlos conjuntamente contigo. Con ello, podemos observar juntos la efectividad del proceso, si se han logrado o no los objetivos y métodos acordados inicialmente, cambiar aquello que no funciona, y comprometernos a una psicoterapia eficaz en tiempo y coste.

Máxima profesionalidad

Somos conscientes de la expansión y el cambio constante de nuestra profesión, la Psicología. Acorde con ello, estamos comprometidos con la investigación y formación actual. Participando en diferentes investigaciones y contribuyendo a un mayor conocimiento científico.
En nuestro centro, solo trabajamos con aquellas técnicas, herramientas y conocimientos basados en la evidencia científica. Queremos proporcionar la mejor experiencia a nuestros consultantes.

Por suerte, ¡nos encargamos nosotros de todo!

Solo necesitamos que te comprometas con los siguientes puntos:

🔸 Disponer de un ordenador, tablet o teléfono móvil con acceso a Internet, audio y cámara.
🔸 Mantener un entorno adecuado, es decir, una buena iluminación, silencio, privacidad absoluta y sin distracciones visuales o auditivas.
🔸 Garantizar que la cámara enfoque el rostro en su totalidad.

Si dispones de todo ello, ¡podemos empezar!

Mònica Espinasa Busquets – Doctoralia.es