EMDR, la nueva terapia para trastornos por estrés postraumático (TEPT)

Debemos saber…

El Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT) se asocia a aquellos sujetos que han sido expuestos a situaciones de muerte, lesiones graves o violencia sexual, es decir, en situaciones donde su integridad física o la de otros ha sido amenazada calificándolo como hechos traumáticos (APA, 2014). Es un trastorno mental único, ya que se origina por un suceso (situación) externo al individuo (Echeburúa et al., 2017).
La psicología basada en la evidencia empírica ha obtenido datos relevantes acerca de cuáles son los mejores tratamientos para poder abordar el TEPT con mayor efectividad (Lotero y Arias, 2016). Actualmente, las terapias propuestas con mayor evidencia son: la Terapia Cognitivo-Conductual (Schnurr et al., 2007), el EMDR (OMS, 2013) y la Psicodinámica (Castro et al., 2003). 

¿Ahora bien, qué es la modalidad EMDR?
La desensibilización y reprocesamiento por los movimientos oculares (EMDR) surge siguiendo el modelo neuropsicológico elaborado por Shapiro en 1995: imaginad que el cerebro es como un gran almacén, en él se encuentran diferentes cajas dónde se clasifica y ordena la información. Cuando sucede una experiencia traumática, esta forma de categorizar y ordenar la información sufre una anomalía que provoca que la información quede almacenada en un lugar incorrecto del cerebro (almacén). Tal hecho genera un desequilibrio mental que nos hace revivir una y otra vez la información del suceso traumático, desarrollando el llamado TEPT (Shapiro, 2017).

EMDR busca encontrar la información almacenada de manera errónea mediante los Movimientos Oculares (MO), transportarla a su lugar correcto y lograr una reelaboración de la experiencia traumática.

Imaginaros tener un ordenador con un sistema operativo con fallos. Necesitas localizar el problema y resetear el disco duro para lograr cambios en su interior. Esa es la función del EMDR.

La intervención en EMDR es una de las terapias más recientes. A pesar de su temprana edad ya consta de evidencia científica que la avala para el tratamiento en TEPT (OMS, 2013; NICE, 2005). Aun así, debemos conocer que el EMDR no ha demostrado -aún- una evidencia superior a la Terapia Cognitivo-Conductual (si una evidencia equitativa), ¿puede entonces, que el paso del tiempo consiga colocarse como la terapia predilecta?, solo el tiempo conoce esta respuesta.

Figura 1. EMDR: Desensibilización y reprocesamiento por los movimientos oculares.

Referencias bibliográficas:

American Psychological Association (APA). (2014). DSM-5. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (5 ed.). Buenos Aires: Medica Panamericana.

Castro Carboni, N., Campos Villalobos, G., & López Castillo, C. (2003). Neurobiología y tratamiento del trastorno de estrés post-traumático. Medicina Legal de Costa Rica20(2), 5-14.

Echeburúa, E., Amor, P. J., Munoz, J. M., Sarasua, B., & Zubizarreta, I. (2017). Escala de Gravedad de Síntomas del Trastorno de Estrés Postraumático según el DSM-5: versión forense (EGS-F). Anuario de psicología jurídica27(1), 67-77.

National Institute for Clinical Excellence. (2005). Post-traumatic stress disorder (PTSD): The management of adults and children in primary and secondary care. London: NICE.

OMS. (2013). Nuevo protocolo y directrices para dispensar una atención de salud mental eficaz a adultos y niños expuestos a traumas o a la pérdida de seres queridos. Recuperado en: http://www.who.int/entity/mediacentre/news/releases/2013/trauma_mental_health20130806/es

Osorio, H. D. L., & Zuleta, A. M. A. (2016). Psicología basada en la evidencia y trastorno de estrés postraumático: un análisis de caso. Revista de casos clínicos en salud mental4(1).

Shapiro, F. (2017). Eye movement desensitization and reprocessing (EMDR) therapy: Basic principles, protocols, and procedures. Guilford Publications.

Schnurr, P. P., Friedman, M. J., Engel, C. C., Foa, E. B., Shea, M. T., Chow, B. K., … & Bernardy, N. (2007). Cognitive behavioral therapy for posttraumatic stress disorder in women: A randomized controlled trial. Jama297(8), 820-830.